¿Qué es un desmayo?

Desmayo
¿Qué es un desmayo?

El desmayo, desde un punto de vista médico, hace referencia a la crisis producida por una pérdida del conocimiento y del tono postural y esto es causado por una disminución del flujo sanguíneo hacia el cerebro.

Al desmayarse se pierde temporalmente la conciencia y muchas veces se asocia a una bajada súbita de la presión arterial. Estos episodios duran pocos minutos y se recuperación es de forma rápida y completa.

Temas que vamos a Tratar Aquí:()

    ¿Cuáles son las causas del desmayo?

    También llamado síncope, se debe a una disminución repentina del flujo sanguíneo y por ende del oxigeno al cerebro.

    Existen 3 causas principales que pueden explicar un desmayo:

    Reflejo anormal de los nervios:

    Los nervios que se encargan de controlar la frecuencia cardiaca, presión arterial y otras funciones del organismo, podrían responder de forma anormal ocasionando así el desmayo. Esto puede suceder por:

    • Mantenerse mucho tiempo de pie
    • Deshidratación por esfuerzo o por calor
    • Dolor menstrual en caso de mujeres
    • Presencia de un fuerte dolor
    • Estrés, desmayo por ansiedad o shock emocional
    • Tos intensa y muy persistente
    • Llanto constante en niños pequeños
    • Ayuno prolongado
    • Inicio de una infección viral
    • Desmayo por presión baja
    • Insomnio prolongado

    Estos cuadros causados por un reflejo anormal de los nervios tiende a ocurrir bajo situaciones de extremo calor, infecciones, tiempo de reposo en cama extenso o al ingerir alimentos de forma copiosa.

    Condiciones del corazón:

    Si el latido cardíaco disminuye o aumenta de forma brusca su frecuencia, puede causar un flujo sanguíneo anormal al cerebro y con ello disminuir la oxigenación. Estos defectos o daños en el corazón dan pie a los desmayos.

    Otras causas de desmayo:

    Enfermedades como la diabetes, crisis migrañosas, problemas en el sistema nervioso o convulsiones pueden producir con frecuencia síncopes en algunas personas.

    Signos de alarma de un desmayo

    Una persona que está a punto de desmayarse puede tener una serie de síntomas previos tales como:

    • Inestabilidad
    • Palidez
    • Cambios en la visión
    • Pulso rápido o irregular
    • nauseas y mareos
    • Sudoración
    Desmayo
    ¿Qué hacer frente a un desmayo

    Primeros auxilios ante un desmayo

    1. Comprueba primero que no se trate de una convulsión y verifique que la persona este respirando.

    2. Coloca a la víctima en un sitio donde exista ventilación y logre así respirar mejor.

    3. Aflojar la ropa e indicar técnicas ligeras de respiración, respirar profundo y expirar por la boca.

    4. Sugerir que tosa varias veces, esto ayuda a aumentar el riego sanguíneo hacia el cerebro.

    5. Si la víctima no esta conciente, acostarlo boca arriba y levantar las piernas para facilitar el retorno venoso

    6. Observar si realiza algún reflejo de vomito y si es así acostarlo de lado.

    7. Al volver en sí, evite que se levante rápidamente y de forma brusca

     ¿Cuándo debo llamar al médico?

    1. Si la victima tarda más de 5 minutos en retomar la conciencia.

    2. Si se ha producido una convulsión durante el desmayo.

    3. Cuando la víctima se haya orinado o defecado encima.

    4. Si existe algún dolor en el pecho, palpitaciones o dificultad respiratoria después de estar conciente.

    5. Cuando se haya producido algún golpe o lesión a causa de la caída.

    6. Cuando el desmayo haya sido durante una actividad física o ejercicio.

    ¿Cuál es el tratamiento?

    El tratamiento varía dependiendo de la causa que haya producido el desmayo. En el caso de que sea por primera vez o de forma inusual el médico podría indicar el estar alerta si aparecen algunos otros síntomas luego de unas cuantas horas y recomendaría evitar algunas actividades físicas, tales como ejercicios, caminatas largas, etc.

    Si los desmayos son comunes debido a alguna enfermedad de base; o posterior a un estudio se descubre una patología, entonces el médico indicaría tratamiento adecuado para la enfermedad y así evitar otros cuadros. La mayoría de estas crisis son por causas comunes y carecen de importancia para ser estudiadas, sin embargo si comienzan a ser constantes sin motivo alguno entonces ha de ser necesario un estudio a profundidad que explique el porqué del daño.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Go up

    Utilizamos Cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia de Navegación Más Información