Consejos para las embarazadas al volante

Es conveniente modificar los ajustes del volante y del asiento tantas veces como sea necesario durante la gestación.

No hay que olvidar que el cuerpo de una mujer que va a ser madre sufre continuos cambios, por lo que hay que adaptar el coche para convertirlo en un espacio lo más seguro posible.

consejos para mujeres embarazadas al volante

Si el volante es ajustable en inclinación, conviene dirigirlo hacia el pecho cuando se conduce, nunca hacia la cabeza ni el abdomen.

Las embarazadas pueden tener muchos problemas para cumplir con esa recomendación si los vehículos carecen de regulación del volante y de los pedales.

Temas que vamos a Tratar Aquí:()

    • Airbag:

    En cuanto al airbag, no hay mucha literatura médica sobre cómo afecta su funcionamiento a las mujeres en el periodo de gestación.

    En principio siempre será menor el daño que pudiera ocasionar el airbag que la contusión directa en el abdomen por el hundimiento de la chapa del coche.

    ⛳ Consejos para las embarazadas al volante

    Lo que si es conveniente, es situarse lejos del airbag frontal, desplazando hacia detrás el asiento lo máximo que se pueda, siempre que la postura de la conducción resulte cómoda.

    Los airbag son seguros, siempre que exista una distancia mínima de 25 cm. al cuerpo , con el fin de evitar impactos contra el volante o contra el airbag, si éste llega a desplegarse.

    Se desaconseja desconectar los airbag del conductor o del copiloto, en el caso de gestantes.

    Los datos de los que se dispone indican que el uso de estos dispositivos protegen a la mujer y a su feto, en caso de accidente.

    manejar estando embarazada

    Este dispositivo no debe desconectarse, a menos que el médico lo aconseje por razones específicas.

    Los airbag no cumplen la función de los cinturones de seguridad, sino que la complementan, así que sólo actúan correctamente cuando el cinturón de seguridad ha hecho su trabajo en el primer momento del choque.

    De usarse alternativamente al cinturón de seguridad, los airbag se pueden comportar como "enemigos" de la conductora gestante.

    • Otros factores:

    Hay que tener en cuenta otra serie de factores que pueden alterar la capacidad de concentración durante la conducción y poner en peligro a los ocupantes del vehículo.

    Uno de los más frecuentes es el sueño característico que sufren algunas gestantes.

    El embarazo puede producir cambios en el nivel de azúcar de la sangre, modificaciones de la tensión arterial, alteraciones en la visión y edemas en los miembros inferiores por insuficiencia venosa o varices.

    "Es un problema mecánico, ya que una mujer con nueve meses de embarazo es una persona poco ágil debido a la gran dimensión de su abdomen, por lo que todos los movimientos, sobre todo delante de un volante, van a ser más lentos, con lo cual va a tener menores posibilidades de maniobra", señala la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología.

    ⛳ Consejo:

    Si la conducción va a ser muy larga, se recomienda a la embarazada que pare con frecuencia y camine con el fin de activar la circulación y evitar trombosis venosas profundas y tromboembolismos.

    Además, el empleo de fármacos como los sedantes también pueden alterar el nivel de atención necesario para asegurar un tráfico sin peligro, y se debe advertir.

    Los especialistas aconsejan evitar en lo posible conducir durante los últimos meses del embarazo.

    Todas las embarazadas que sufran un accidente de tráfico, incluso uno poco importante, deben buscar inmediatamente asistencia médica.

    Lic. Antonio Rizzo
    Consultor de Riesgos del Trabajo

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Go up

    Utilizamos Cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia de Navegación Más Información