Disnea, ¿cuando estar atentos?

Disnea

La disnea no es más que la sensación de falta de aire o dificultad respiratoria. Quienes han tenido alguna crisis disneica expresan no sentir la suficiente cantidad de aire para respirar con facilidad.

Existen muchas razones por las cuales se produce una disnea y también muchos factores que pueden desencadenarla.

No siempre se relaciona con una patología, de tal modo que antes de preocuparte de más lo mejor es que sepas a qué se debe su aparición y como puedes solucionar ese problema.

Hablemos un poco sobre lo que es la disnea y cuando estar atentos a ella.

Temas que vamos a Tratar Aquí:

    ¿Qué es la Disnea?

    La OMS la define como dificultad respiratoria o falta de aire. Una sensación subjetiva y por lo tanto de difícil definición. La dificultad respiratoria es una afección que involucra una dificultad o incomodidad al respirar o la sensación de no estar recibiendo suficiente aire.

    Tipos de disnea

    Existen varios tipos de disnea clasificados según su fisiopatología, evolución y su tipo clínico, en ellos tenemos:

    1. Según su fisiopatología: Se encuentra que puede ser por una mayor demanda de ventilación lo cual abarca mecanismos fisiológicos como el ejercicio, embarazo y las alturas; y mecanismos patológicos como la anemia, acidosis o alto índice metabólico. Pero también por mecánica anormal del pulmón como obstrucción de la vía aérea, volumen de los pulmones reducidos o patologías neuromusculares.
    2. Según su evolución: Esta puede ser aguda como en caso de neumonía o anemias, súbita como en el caso de tromboembolismo o infartos y crónica como en el caso de  asma, hipertiroidismo o bronquitis.
    3. Según su tipo clínico: Se tiene que puede ser continua, intermitente, de reposo, de esfuerzo, en decúbito, en decúbito lateral o en posición vertical y la conocida paroxística nocturna.

    ¿Cuáles son las causas de una disnea?

    Realmente son muchas las causas que pueden desencadenar una disnea, recordemos que no es una patología sino un síntoma subjetivo por ende se puede ver en situaciones:

    1. Cardiovasculares: Dónde entra el edema agudo de pulmón, la anemia, pericarditis, taponamiento cardíaco, arritmias, cardiopatías, valvulopatías, hipertensión y algún tipo de shock
    2. Respiratorias: Aquí encontramos la aspiración de cuerpos extraños, edema de glotis, EPOC, asma bronquial, neumonía, bronquitis, síndrome de distres respiratorio, derrame plural y tromboembolismo pulmonar.
    3. Mecánicas: Como en el caso de confusiones pulmonares o fracturas costales.
    4. Psicógenas: En casos de depresión, estrés y ansiedad.
    5. Enfermedades Metabólicas: Tipo híper-hipotiroidismo, acidosis metabólica, embarazo
    6. Otras causas: Como la falta de forma física, actividad física, exposición a grandes alturas, enfermedades del sistema nervioso central, reflujo gastroesofágico y alteraciones abdominales.
    Disnea
    Disnea por actividad fisica.

    ¿Qué es la disnea cardíaca y disnea del sueño?

    Disnea

    La disnea cardíaca y disnea del sueño son síntomas típicos de una enfermedad o insuficiencia cardíaca y esto es debido al acumuló de líquido en los pulmones.

    Es un signo característico de la insuficiencia cardíaca izquierda, en donde este ventrículo del corazón al estar afectado no bombea bien la sangre y se acumula en los pulmones y ese líquido en los pulmones es lo que desencadena la dificultad respiratoria, se ve más que todo en las noches y es conocida como disnea paroxística nocturna.

    La disnea cardíaca también aparece durante el día frente a algún esfuerzo en donde el organismo necesita una mayor oxigenación y como el pulmón se encuentra lleno de líquido no permite que el oxígeno llegue de manera adecuada al resto del cuerpo lo que desencadena la disnea.

    Para valorar la severidad de la disnea en un paciente cardíaco existe la tabla creada por New York Heart Association (NYHA) esta tabla mide la capacidad del paciente de realizar esfuerzo físico y se divide 4 grados que puedes ver aquí.

    ¿Cómo saber que sufro de disnea?

    Lo principal es el síntoma de dificultad respiratoria, saber la frecuencia y en qué momento se presenta. Luego de esto lo recomendable es visitar a su médico de confianza quien tras un detallado examen físico podrá indicarle una serie de exámenes entre los cuales estará una prueba de sangre, saturación de oxígeno, electrocardiograma y/o ecocardiograma, radiografía de tórax, pruebas de la función pulmonar, prueba de esfuerzos y una tomografía de tórax de ser necesario.

    ¿Cuál es el tratamiento de la disnea?

    El tratamiento de la disnea va a depender netamente de la causa que la produce, posterior a la valoración médica dónde se define la causa de la disnea, un especialista le indicará el tratamiento necesario y eficaz para mediar la situación.

    Es por esto que frente a repetidos cuadros de disnea lo recomendable es acudir al médico para determinar la causa de la misma.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Go up

    Utilizamos Cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia de Navegación Más Información