¿Cómo Prevenir una Fractura?

Fractura
Fractura en Joven

Se conoce como fractura a la lesión y ruptura de un hueso, para tenerla es necesario un golpe o caída de gran fuerza cuya presión afecte directamente el hueso.  

En cualquier edad una fractura es importante porque, aunque los huesos pueden regenerarse, tardan mínimo 21 días y luego hay que tratar con cuidado esta zona por al menos 3 meses.

Ante estos casos lo mejor es buscar la forma de prevenir una fractura y prevenir las situaciones que puedan llevar a producirse una fractura.

Temas que vamos a Tratar Aquí:

    Fracturas por grupo etario

    Niños:

    Cuando de niños se trata, uno de los sitios donde mayormente se presentan casos de fracturas es en la escuela. Prevenir fracturas en la escuela es una ardua tarea ya que los niños encima de que son más propensos por su inquietud, sus huesos son un poco más frágiles.

    Sin embargo una fractura en un niño es mucho más rápida y fácil de curar, solo necesitara de la inmovilización de la zona fracturada por 3 o 4 semanas.

    Jóvenes:

    En los Jóvenes las fracturas vienen dadas más que todo por la actividad física y los deportes individuales o en equipos. Aquí el proceso de cuidado es el mismo, inmovilización del miembro afectado de 3 a 4 semanas. Esto depende también de la magnitud de la lesión.

    Adultos:

    En el caso de los adultos mayores la situación es un poco más delicada, ya que el proceso de regeneración ósea disminuye con el pasar de los años y las complicaciones aparecen con más frecuencia.

    Fractura
    ¿Como prevenir una fractura?

    ¿Cómo prevenir accidentes de fracturas?

    Muchas son las causas que pueden causar una fractura, por eso al momento de hablar de cómo prevenir fracturas y lesiones lo mejor es hacerlo por separados dependiendo de la edad.

    Niños:

    • Evita que los niños corran constantemente por pasillos en donde puedan caerse o chocar con alguna cosa. Al igual estando en la escuela.
    • Evitar los juegos que contienen violencia, este tipo de juegos producen una agresividad que si no se controla puede causar un problema.
    • No subir a los niños sobre sillas o mesas, sitios con altura de los cuales al caerse pueden generar un daño óseo.
    • En la escuela enseñe a los niños a no empujar a sus compañeros.
    • Cuidar a los niños al momento de subir o bajar escaleras, ya que la inclinación de estas pueden hacer que el menor pierda el equilibrio y caiga.

    Jóvenes:

    • Refuerza los músculos: Hacer ejercicios que fortalezcan los músculos ayudará a mantener un mejor equilibrio y evitar caídas.
    • Utiliza protección: En el caso de jóvenes deportistas, es necesario que utilicen su protección al momento de jugar  para evitar los daños y las lesiones.
    • Aumentar la flexibilidad: En la juventud se tiene la ventaja de que la flexibilidad es mucho mayor y por ende al practicarla hay un mayor manejo del cuerpo y se evitan caídas en malas posiciones.
    • Parar de jugar si hay dolor: En el momento de jugar, si existe alguna lesión que genere dolor, se debe parar inmediatamente. Cuando hay dolor el miembro afectado puede fallar y producir una caída no esperada que daría lugar a una fractura.

    Adultos mayores:

    • Postura adecuada: Una postura correcta, al igual que una pisada correcta ayudan al organismo a mantener el equilibrio y no sobrecargar la estructura ósea y evitará la tensión muscular. Mantener estos dos puntos es importante para que el cansancio no lleve a la pérdida del equilibrio, caída y consecuente fractura.
    • Realizar ejercicios: El ejercicio ayuda a la mente y al cuerpo a tener mayor agilidad, flexibilidad y coordinación. Lo que ayuda a evitar las caídas que terminan en su mayoría en fracturas.
    • Consumo de vitaminas: En los adultos mayores las vitaminas son un elemento absolutamente necesario, es recomendable que mantengan una dieta balanceada y rica en calcio y a su vez tomen suplementos alimenticios con un extra de esta vitamina.
    • Seguridad en el entorno: La mayoría de las fracturas en los adultos mayores se producen a causa de un entorno que no es seguro para ellos, la presencia de alfombras, desniveles en el suelo, falta de barandas en el baño, estos detalles si no son tomados en cuenta pueden hacer que los adultos mayores sean sensibles a una caída y su consecuente fractura.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Go up

    Utilizamos Cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia de Navegación Más Información