El conductor y la seguridad - Parte 1

Todos los vehículos modernos cuentan con dispositivos de seguridad pasiva, que son de gran importancia en caso de accidentes, puesto que evitan o disminuyen las consecuencias del mismo, y en caso de lesiones, las hacen menos graves.

Si a estos dispositivos sumamos actitudes como responsabilidad, prudencia, solidaridad y cortesía en la vía pública, tendremos un tránsito más eficiente y seguro.

El conductor y la seguridad

Temas que vamos a Tratar Aquí:()


    La seguridad en el automóvil:

    El cinturón de seguridad

    Tiene por finalidad retener y sujetar el cuerpo del conductor y demás ocupantes del vehículo, en caso de choque o vuelco. Su función es la de evitar los desplazamientos y los golpes violentos dentro del vehículo, evitando que sus ocupantes sean despedidos o arrojados fuera de él.
    En caso de detención brusca por frenado o choque, los ocupantes del vehículo son impulsados violentamente hacia delante, con una fuerza proporcional a la velocidad, la energía cinética y la intensidad del impacto (o frenado). La fuerza de la inercia, que depende de la velocidad a la que circula el vehículo, impulsa al cuerpo en caso de choque frontal, en la misma dirección y velocidad que registraba el vehículo y lo hace impactar contra el parabrisas, el volante o panel de instrumentos, provocándole daños graves.
    A estas consecuencias debe sumarse el efecto de la desaceleración brusca que aumenta el peso del cuerpo en 15 o 20 veces más, y le agrega daños corporales graves a los ya producidos por el impacto.

    Por qué usarlo?

    * La deformación del vehículo retarda y amortigua el impacto. Con la ayuda del cinturón, que mantiene firmemente sujeto el cuerpo y evita el brusco desplazamiento por efecto de la inercia, las consecuencias se atenúan considerablemente.

    * En caso de choque frontal, disminuye considerablemente el riesgo de muerte o heridas en la cabeza, fracturas y otras lesiones.

    * En caso de choque por atrás, reduce a la mitad el riesgo de muerte o heridas graves, al igual que en caso de vuelco.

    * La posibilidad de sobrevivir, después de un choque, es cinco veces mayor, si el conductor permanece dentro del vehículo.

    * El cinturón de seguridad es eficaz y salva vidas, las estadísticas son contundentes al respecto. Su uso supone una actitud prudente y responsable.

    * Es un elemento de seguridad cómodo y confortable, y debe usarse tanto en la circulación por carreteras como en los conglomerados urbanos.

    * El más efectivo tiene una banda pectoral y otra abdominal, de un ancho no menor a 6 centímetros.

    * La forma correcta de llevarlo es bien regulado y ajustado al cuerpo, sin ceñir.

    * Su uso es obligatorio.

    Los apoyacabezas

    Otro elemento de seguridad muy importante es el cabezal o apoyacabeza. Éste tiene la finalidad de evitar los daños y lesiones en la columna vertebral, producidos por el conocido “efecto látigo” (movimiento violento hacia atrás y adelante) de la cabeza en caso de choque por atrás.

    La bolsa de aire o “airbag”Si bien en la actualidad no es de uso standarizado, los avances tecnológicos y de equipamiento de vehículos, hacen prever que pronto lo será.
    Es una bolsa flexible alojada en el centro del volante, que se infla automáticamente y actúa como poderoso colchón para la cabeza y el torso del conductor.
    El airbag se acciona en el momento mismo del impacto en 50 milisegundos, y sujeta al conductor contra el asiento, protegiéndolo de los efectos de la inercia y la desaceleración.

    Conducción a la defensiva

    Conducir a la defensiva significa hacerlo previniendo los riesgos. Aunque Usted respete las normas que regulan el uso de la vía pública hay otras personas que no lo hacen. Por lo tanto, manténgase alerta ante cualquier imprevisto que pueda involucrarlo en un accidente.

    * Apreciar las posibles situaciones de riesgo, con el tiempo suficiente para realizar una acción evasiva, es la clave de la conducción defensiva.

    * No mire sólo hacia delante, observe a su alrededor, y use el espejo retrovisor constantemente.

    * Manejar es un trabajo que implica una sucesión de riesgos. Pregúntese cuántos son los que está dispuesto a asumir.

    El conductor y la seguridad

    * La distancia mínima que se debe guardar entre dos vehículos es la que recorre un coche en dos segundos. Esta distancia le asegurará el tiempo necesario para reaccionar ante un peligro.

    * La manera más cómoda de llevar el volante es en una posición semejante a las agujas del reloj, a las nueve y cuarto: ello le permitirá mayor velocidad de reacción.

    * La postura correcta al volante es sentado derecho, bien atrás en la butaca. De esta manera, podrá sentir mejor las reacciones de su vehículo. Cuando tome una curva demasiado rápido, lo sentirá en sus piernas. Si su coche tiene problemas de dirección, lo sentirá en las manos y brazos.

    * Las velocidades límites permitidas son válidas en óptimas condiciones del tránsito y del tiempo.

    * Cuando cualquiera de ellas se complica, lo más prudente es reducir la marcha.

    * Cuando sienta síntomas de fatiga (cansancio, sueño, ardor de ojos, irritabilidad), detenga la marcha y descanse lo necesario hasta que desaparezcan.

    * No conduzca si ha ingerido bebidas alcohólicas, medicamentos o drogas. Estos son enemigos de su seguridad en el tránsito.

    * Cuando desee efectuar un giro, no lo haga a último momento o en forma brusca. Emplee las luces correspondientes al girar o cambiar de carril en calles, avenidas, rutas y autopistas.

    * No frene ni reduzca violentamente la velocidad; puede provocar un accidente en cadena. Aminore gradualmente la marcha, y avise a quienes le siguen, accionando sucesivamente el pedal de freno.

    * Use la bocina, cuando se presente un peligro o imprevisto sobre el que sea necesario advertir a otros conductores o peatones desprevenidos.

    * Use las luces bajas durante las horas de luz crepuscular.
    Mantenga todas las luces de su vehículo en buen estado de funcionamiento y limpieza.

    * Cuando el vehículo que circula detrás del suyo quiera adelantarse, no se lo impida, cierre su marcha a la derecha y no aumente la velocidad.

    * Manténgase alerta y tranquilo. No deje que las emociones perturben su capacidad conductiva.

    * Si se encuentra emocionalmente perturbado, es preferible que evite conducir.

    * Cuando conduzca, no lo haga como si estuviera en una pista de carreras. Sea prudente, precavido y solidario.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Go up

    Utilizamos Cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia de Navegación Más Información